En homenaje a Ramón

Este texto, escrito por José Ángel García, profesor de nuestro colegio, será la editorial de la Hoja Colegial de septiembre. Os recordamos que el viernes, día 28, celebraremos en la capilla del Centro un homenaje a Ramón. Os animamos a que participéis con nosotros en este emotivo acto.

En memoria de Ramón Blázquez.

Ramón no está. Se nos ha ido para siempre. ¡Cuánto le vamos a echar en falta! y ¿hasta cuándo?

Su calidad humana le hacía destacar en sus relaciones con los tres pilares de la Comunidad Educativa: padres, alumnos y compañeros.

Con los padres siempre era amable y cercano. Esta amabilidad y cercanía no le impedían decirles lo bueno y lo menos bueno de sus hijos, en qué debían mejorar y cómo podían contribuir en esa mejoría. Les exigía.

Con los alumnos era un entrenador, un entrenador exigente. No les daba “todo hecho”, les ayudaba, les ponía en la pista para que ellos llegaran a la solución. Entendía la enseñanza como un continuo reto para sus alumnos. Le importaba más el esfuerzo por alcanzar la meta, que la propia meta. Les exigía.

Con los compañeros era generoso y siempre comprometido. Cualquier petición era atendida sin dilatarla en el tiempo. Estaba dispuesto a asesorar, a compartir lo que sabía, que era mucho, y, algo extraordinario que tenía, siempre estaba ilusionado con aprender. Nos exigía.

Los que hemos tenido la suerte de trabajar con él, a su lado, hemos aprendido el valor que tiene la discusión, el valor que tiene la puesta en común de los conocimientos, el valor que tiene la exigencia, y, todo ello, desde la alegría y el buen humor.

Ramón, lo que nos enseñaste ha dejado profunda huella, y ésta es imborrable.

Gracias

José Ángel.