Victoria de nuestros chicos en Etxebarri

Un día más, Belén Mejuto y Pedro Crespo, nuestros “reporteros más dicharacheros”, documentan el partido de Los chicos de Alex:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Victoria mínima para un buen juego.

Allí en el punto más alto de Etxebarri las circunstancias no pintaban bien:
lluvia, frío, desconcierto en cuanto al campo y treinta minutos de más
esperando a otro partido de balonmano.

Aún así, sacamos chispas a nuestra entrega y habituales subidas
rápidas por las bandas.

Hubo oportunidades a pares en los pies de todos (Danel Rey, Sergio
Cogollos, Asier Gallardo, Elier Aguirre, Andy Arévalo, Mikel Crespo),
pero las estrellas fueron ambos porteros.

En nuestro caso, Ander Etxebarria, estrenando guantes, controló a la
perfección sus potentes tiros externos pese a su dureza (nos quitamos
el sombrero).

El 99% del tiempo transcurrió así y con un empate a cero que ya
parecía definitivo.

La emoción aumentaba con la cercanía del final y ese acoso continuo
sin fruto, tanto es así que, nuestro entrenador principal, Alex
Morales, pese a tener la comida fin de aniversario del colegio, no
quiso despegarse del banquillo. ¡Y menos mal que no lo hizo! Discurría
el último minuto y una triangulación desde la banda derecha a la
izquierda propicia un remate de volea diagonal de Unai Ruiz que acaba
en bonito GOL!!!(nuestro cañonero particular con cuatro chicharros).
Así en los treinta segundos finales, los nervios y su presión a la
desesperada aún pusieron mayor emoción, pero la recompensa fue justa y
así acabó.

En resumen, sigue dando fruto nuestro santo y seña: todos juntos
podemos todo contra todos.

Se lucha del primer al último minuto, ganamos aunque mejor hacerlo más
holgadamente afinando nuestra puntería.

Ahora compartimos la segunda posición y esperamos que esta Navidad nos
traiga sacos de acierto, entrega y buen juego.

La reanudación será en casa el 14 de enero (11 h) y contra el
verdadero mayor rival (Amor Misericordioso).

¡Nos vemos!
¡Felices Fiestas!